loading
Con la colaboración de:
pt-client-img
pt-client-img

El prestigioso Restaurante L’Escaleta ha acogida una ‘cata arqueológica de los sabores de la antigüedad’ en la XVIII Semana de la Ciencia del Campus de Alcoy de la UPV

Ignasi Grau es catedrático de arqueología de la UA.  Nos presentará las importantes evidencias de la Cultura Ibérica en nuestro entorno y nuestra comida, y de cuya presencia no solemos ser conscientes.

Kiko Moya chef con dos estrellas Michelin. Hará real y nos hará sentir las “delicias de la antigüedad” y nos transportará al pasado a través de sabores milenarios.

La Semana de la Ciencia cuenta con la colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología – Ministerio de Ciencia e Innovación. También colaboran la Cátedra ‘Alcoy Ciudad del Conocimiento’, firmada con el Ayuntamiento de Alcoy; el IVAM CADA Alcoy, la Obra Social Caixa Ontinyent, Multiscan Technologies y Data Transfer.

La idea surgió hace años y al fin hoy podemos materializarla ¿Qué podría surgir del encuentro de un arqueólogo y de un cocinero, ambos de reconocido prestigio?

Vamos a aproximarnos al Mediterráneo Antiguo con la intención de buscar las raíces de nuestra gastronomía y que, en cierta forma, definen nuestras costumbres a partir de la herencia de nuestros antepasados.

La antigüedad en nuestras tierras es el tiempo de los Iberos, un conjunto de pueblos que vivieron en la fachada mediterránea de la Península Ibérica entre los años 600 y el 100 a.C. Eran poblaciones autóctonas que se relacionaron con fenicios, griegos y romanos, para dar forma a una cultura original y una identidad propia. Como otros pueblos mediterráneos, su alimentación se basó en los cereales, el vino y el aceite, pero también en otros productos y con formas originales de elaboración que conoceremos y degustaremos.

DSC_3637